Negligencias Médicas

Se conoce como negligencia médica, la actuación derivada de una actuación sobre un paciente provocado por una actuación médica errónea o mala praxis médica y que da lugar a un daño físico y/o psíquico.

La falta de diligencia médica: en muchos casos se trata de una falta de diligencia en el médico, por error médico, error o retraso de diagnóstico, mala praxis en protocolos médicos, y no solo en el médico, sino también puede darse por el propio equipo médico o en el ámbito hospitalario (infecciones, falta de atención, etc.).

Obligación de utilizar técnicas y protocolos adecuados. Con carácter general, la obligación del médico se ciñe al empleo de las técnicas adecuadas para la curación del paciente y a la actuación diligente y conforme a la lex artis, en determinados ámbitos de la medicina moderna el médico se obliga también a la obtención de un resultado.

Una vez seguidos estos primeros pasos podemos exigir la responsabilidad de los daños producidos como consecuencia de una negligencia médica, por tres vías diferentes que pueden ser independientes entre sí:

- Civil: Procesos civiles por responsabilidad civil médica.

- Penal: Procesos penales por responsabilidad médica, por culpa, dolo.

- Administrativa: Procedimientos por responsabilidad patrimonial médica.